Educadores celebran su día entre carencias y demandas

Denuncian que los docentes del país viven en situación de pobreza extrema

 

JULIO MATERANO | EL UNIVERSAL
jueves 15 de enero de 2015 12:00 AM

Enviado por Masyuvis Toledo

 

Entre escuelas que reclaman mejoras y la inseguridad en los planteles, hoy se celebra el día del docente en Venezuela, profesión que ha adquirido un quebrantado aspecto de abandono debido a las precarias condiciones de trabajo con las que deben lidiar más de 500 mil docentes dentro y fuera de las aulas del sistema educativo nacional.

Evelyn Abdala, coordinadora del Programa Igualdad de Oportunidades, que lleva adelante la Universidad Simón Bolívar para capacitar a bachilleres que aspiran a cursar carreras en el área científica y tecnológica, apunta que el mayor déficit de docentes se registra en el área de ciencias exactas: matemática, química, física y otras como biología.

Se trata de una carencia que incide en la formación de los alumnos que se preparan en las 132 unidades adscritas a ese programa que opera en Distrito Capital, Vargas y Miranda.

En 2014 la Universidad Pedagógica Experimental Libertador graduó 649 docentes en Caracas y otros 89 cursaron estudios de maestrías y especialidades de cuarto nivel, pero ello no cubre la demanda.

En ese mismo período la UPEL, que forma cerca del 70% de los docentes, graduó en sus nueve sedes del país un total de 20.887 profesores en diferentes áreas, lo que significa que hubo 9.905 más, con respecto a 2013 cuando 10.982 personas culminaron sus estudios en esa universidad. Sin embargo, ello no resuelve el déficit.

Los mecanismos de acceso a los cargos del Ministerio de Educación, el ascenso en la carrera y la remuneración constituyen los principales reclamos del gremio que denuncia la dejadez del Estado.

En lugar de convocar concursos nacionales, Juan Maragall, secretario de Educación de Miranda, denuncia que la asignación de las vacantes en las instituciones nacionales obedece a un mecanismo clientelar, según la preferencia política de los educadores.

María Castillo, docente del Padre Mendoza, en El Valle, precisó que la precariedad de las infraestructuras de los planteles, la inseguridad y la falta de incentivos son las principales limitantes en Libertador.

Orlando Alzuru, presidente de la Federación Venezolana de Maestros, asegura que con la jubilación de docentes se han generado 20 mil vacantes que el Ministerio no ha ofertado a través de concursos.

"No tenemos nada que celebrar este año porque la situación del Magisterio venezolano es muy triste. Los educadores están viviendo en pobreza extrema", dijo al enfatizar que un docente recién graduado vive con $1,03 al día, lejos de los $1,25 que coloca a las personas en situación de pobreza, de acuerdo con índices de la ONU.

Mariano Herrera, miembro del Centro de Investigaciones Culturales y Educativas, cuestiona la falta de políticas.

Leonardo Carvajal, miembro de la asociación civil Asamblea de Educación, considera que "existe una explotación al docente". "En Venezuela hay 531 mil cargos docentes que conforman la mayor fuerza laboral, por lo que no se pueden mantener con unos salarios tan menguados".

Los activistas Olga Ramos y Leonardo Carvajal denuncian que los egresados de las universidades autónomas y privadas son segregados por las Zonas Educativas, lo que viola el Art. 21 de la Constitución, que prohibe la discriminación.